Labio y paladar hendido

La condición de labio leporino o hendido es un defecto congénito. Puede estar presente en uno o en ambos lados del paladar, recorriendo la longitud completa de éste. Puede ser sólo una pequeña muesca en el labio o una rajadura completa en el labio y ascendiendo hasta la base de la nariz. Por lo general, se recomienda que la reparación del labio leporino se haga en niños de 6 a 12 semanas, ya que esto permitirá que el paladar cambie a medida que el niño crece, y también ayudará a prevenir problemas posteriores de lenguaje. Durante el procedimiento se arreglarán los tejidos del paladar y se coserá el labio, procurando que las incisiones y suturas sean lo más pequeñas posibles

¿Cuándo hay que realizar la operación de corrección?

La cirugía para corregir el labio leporino y/o el paladar hendido se realiza casi siempre entre las 6 semanas y los 9 meses de edad y algunas veces, en casos muy severos, se necesita una segunda operación. El paladar hendido por lo general se cierra durante el primer año de vida. En algunas ocasiones se usa una prótesis (una extensión artificial) temporal para cerrar el paladar, lo que le permite al bebé alimentarse normalmente hasta que se pueda realizar la cirugía.

Post-Operación

Su hijo puede jugar calmadamente. Debe evitar correr o saltar . Es posible que su hijo regrese a casa con brazaletes o con férulas en los brazos. Estos impedirán que el niño se frote o se rasque la incisión. El niño deberá usarlas la mayor parte del tiempo durante aproximadamente 2 semanas. Colóquele los brazaletes sobre una camisa de manga larga. De ser necesario, péguelos con cinta a la camisa para mantenerlos en su lugar. Usted puede quitarle los brazaletes 2 o 3 veces al día. Quítele sólo uno a la vez. Muéva los brazos y las manos del niño en círculos, siempre sosteniéndolos y evitando que toquen la incisión. Asegúrese de que no haya enrojecimiento de la piel ni úlceras en los brazos del niño donde están puestos los brazaletes. El proveedor de su niño le dirá cuándo puede dejar de usar los brazaletes. El doctor le indicará cuándo es seguro ir a nadar. Es posible que al niño le coloquen tubos en los tímpanos y debe evitar que le entre agua en los oídos. Siempre limpie la incisión (herida de la cirugía) después de alimentar al niño, para evitar infecciones.

¿Porque algunos niños nacen con Labio Leporino?

Por lo general, se deben a problemas genéticos hereditarios, aunque existen otras causas como consumo de drogas o medicamentos durante el embarazo, y contacto con virus o toxinas en ese período.