Lifting facial (Ritidectomia)

Lifting facial (ritidectomía) Podemos definir al envejecimiento facial, como al conjunto de manifestaciones que ocurren en la cara, que se observan con el paso del tiempo, y nos dan una imagen deteriorada de la misma al espejo, que no suele ser compatible con la manera en que nos sentimos. La apariencia de la cara y el cuello normalmente cambia con la edad. La pérdida del tono muscular y el adelgazamiento de la piel le dan a la cara una apariencia flácida o caída. La piel flácida y arrugada se presenta de manera natural como consecuencia del envejecimiento. Aparecen pliegues y depósitos de grasa alrededor del cuello y se forman líneas profundas de expresión entre la nariz y la boca. La línea de la quijada se hace gruesa y flácida. La herencia, la dieta deficiente, el hábito de fumar y la obesidad pueden contribuir al desarrollo de problemas tempranos o severos de la piel. La cirugía plástica facial puede ayudar a reparar algunos de los daños visibles en la piel, grasa y músculos y restablecer una apariencia más joven. Esta cirugía puede realizarse sola o acompañada de cirugía plástica de nariz, frente o párpados. Mediante la ritidectomía se logrará de cierta manera retroceder el tiempo y lograr un look fresco y renovado, respetando los rasgos nativos de cada paciente.