Ortognática

Este tipo de procedimiento se reserva a aquellos casos en que las proporciones del esqueleto facial no sean adecuadas, logrando mejorarlas mediante cortes en hueso, avances y retrusiones, siempre en apoyo con ortodoncia.

¿Quienes participan en esta cirugía?

La cirugía ortognática mantiene una estrecha relación con la ortodoncia. Así, la corrección de las deformidades dento-cráneo-maxilofaciales es un trabajo siempre en equipo entre el ortodoncista y el cirujano. En el esquema de tratamiento convencional, ortodoncia-cirugía ortognática-ortodoncia, la misión de la ortodoncia prequirúrgica es eliminar las compensaciones dentales existentes y proveer al cirujano una estructura estable y adecuada entre las arcadas superior e inferior para poder llevar a cabo los movimientos esqueléticos previstos. Por su parte, la ortodoncia postquirúrgica, es esencial para establecer una adecuada oclusión final. Se coordina la cirugía con los mejores ortodoncistas. Durante el tratamiento de un caso susceptible de cirugía ortognática, ambos profesionales, cirujano maxilofacial y ortodoncista, se aseguran de conocer los aspectos esenciales de diagnóstico y tratamiento. Además, deben coincidir plenamente en cuanto al tratamiento propuesto y al modo de realización del mismo a fin de que el paciente lo acepte con plena confianza.