Toxina Botulínica (Botox)

Los tratamientos con la toxina botulínica o bótox se han convertido en el rey de los retoques, por la naturalidad de los resultados y por el efecto reluciente y fresco que aportan a la piel. Es una técnica segura, sencilla y no invasiva. El bótox consigue una expresión serena y relajada, así como la atenuación de las arrugas de expresión. Está indicado sobre todo, en las arrugas del entrecejo, las patas de gallo, las arrugas frontales y en el modelado de la posición de las cejas.

¡Lograremos darte un look fresco y juvenil!.

Ventajas del Botox

En lo que se refiere a la eliminación de las arrugas faciales, el botox ofrece claras ventajas:

  • Evita la cirugía.
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Es una técnica prácticamente indolora.
  • Sus efectos son inmediatos y se prolongan entre cinco y seis meses.
  • Apenas tiene contraindicaciones.
  • Raramente produce efectos adversos, como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas.